Horizontal, vertical, diagonal. Mauro Vallejo  
Una línea recta, aplicada sobre un cuerpo o espacio, lo divide en dos partes, interrumpiendo su continuidad.

Desde que lo tangible de la escritura se ha visto amenazado por otros formatos, existe una dicotomía entre los soportes físicos de lectura y escritura en papel y los nuevos dispositivos electrónicos, que afecta no solo a la cuestión de la transformación del objeto, sino también al de su contenido.

 
Mauro Vallejo plantea en ‘Horizontal, vertical, diagonal’ una serie de piezas instalativas que continúan su anterior proyecto ‘Indicio de algo’ para insistir sobre las ideas de límite, brecha, conexión, comunicación, duplicidad, fisicidad o virtualidad.